Esquemas Mutables

El fenómeno de la conciencia es algo intencional según formula una tesis interesante. Esta tesis hace una distinción entre los actos de la conciencia que apuntan a un objeto dado en el acto y el acto, no es lo mismo el objeto hacia el cual apunta el acto que el acto psíquico en sí. Pero aunque no sean lo mismo si son correlativos, debido a que no hay objeto percibido sin el acto de percibirlo (afín a esto por ejemplo una cosa es lo recordado y otra es el acto de recordar). Entonces hay cierta correlación entre el acto y el que es su objeto, o mejor dicho entre el acto intencional y el objeto intencional.

Cabe aclarar que la intención está tomada en su sentido etimológico, o sea de apuntar a tal cosa o tender a tal otra. Entonces se puede afirmar que todos los actos de la conciencia son actos intencionales, lo que a su vez confirma que el acto y su objeto no son lo mismo y esto es porque un mismo orden de actos es válido que posea diferentes objetos.

La tesis a su vez manifiesta que la conciencia tiene una intencionalidad unitaria que rebasa a la intención en sus actos específicos, es decir que hay una especie de intencionalidad general de conciencia que rebasa a la intencionalidad de sus actos. Esto se aprecia mejor cuando la conciencia lleva a cabo actos de la misma especie correspondientes al mismo objeto.

Un ejemplo de percepción de esquemas es cuando percibimos el sonido de un parlante, si cambiamos de lugar (nos situamos en otra área) y percibimos otro esquema del sonido va a haber otro acto de percepción que nos daría así otro esquema del sonido. Siempre en todo acto de conciencia va a haber un acto intencional, donde la conciencia retiene en instantes al objeto que era su intención a priori.

La conciencia protensional es de acuerdo con la tesis aquella que anticipa al objeto que se da en el acto después, por ejemplo cuando nos volteamos para percibir otro esquema de sonido (escuchar con más atención) la intención se dirige a percibir algo que no se ha oído.

La conciencia presenta una intencionalidad que pasa por encima de la intencionalidad en sus actos específicos, y gracias a esa intencionalidad es de donde se elabora un discurso congruente.

Algo que no viene mal recordar aunque se conozca: al percibir los sonidos detalladamente se comprende con más precisión a la música.

Contáctenos sin compromiso, click aquí